Noticias

Abandono escolar: fracaso de todos.

Algo va mal en España porque estadística que se publica, fracaso que se concreta. Si la semana pasada fue la EPA la que concretó la cifra de parados -cuatro millones setecientos mil-, ésta ha sido la Comisión Europea (CE) quien ha fijado el porcentaje de abandono escolar. El 31,2 por ciento entre los escolares de 18 a 24 años abandonan el colegio sin completar la educación obligatoria. Sólo Malta está peor que nosotros. Otro dato: más de la mitad de los chicos que abandonan los estudios están en el paro. Tremendo.

Para comprender la magnitud del fracaso que esto supone basta con recordar que la CE, que es quien avala la encuesta, habla de “fracaso por abandono escolar” a partir del 10 por ciento. Quiere decirse que triplicamos en abandonos a países como Polonia, Austria, Chequia o Finlandia que están por debajo de esa cifra. ¿Por qué estamos como estamos? No es pregunta de una sola respuesta. En la base del abandono escolar está la propia filosofía de nuestro sistema educativo: que sea obligatoria quiere decir que junta a quien quiere estudiar y tiene capacidad para hacerlo con quien no la tiene y no le gusta estudiar y opta por dejar los estudios y buscar un trabajo.

En la estadística también están los alumnos que son hijos de inmigrantes y que en algunos casos no hablan español. Entre ellos es mayor el porcentaje de abandono. En pleno boom de la construcción, muchos alumnos dejaron las aulas para trabajar en la industria del ladrillo, ahora que ese sector se ha hundido, engrosan las listas del paro. Un 51 por ciento de los alumnos que han dejado los estudios están en paro. Drama que se añade al drama. Estamos ante un problema muy serio. Habría que hacer algo, pero, por desgracia, nuestros políticos están en otras cosas. Aunque no lo reconozcan, el abultado fracaso escolar también es su fracaso. En realidad, es un fracaso de todos.

Fuente: Fermin Bocos. http://www.europapress.es/opinion/ferminbocos/fermin-bocos-abandono-esco…