Noticias

Un centro de Google para aprender a crear dispositivos móviles

El Instituto de Tecnología de Massachussets (MIT) ha creado, en colaboración con Google, un centro de aprendizaje móvil para impulsar la innovación tecnológica y el desarrollo de dispositivos móviles. Con la puesta en marcha de estas instalaciones, el MIT y el gigante de internet dan un paso más y consolidan su larga relación basada en intereses mutuos en materia de educación y tecnología.

El MIT Center for Mobile Learning (Centro del MIT para Aprendizaje Móvil) se esforzará por transformar el aprendizaje y la educación a través de la innovación en software para dispositivos móviles. Su primer proyecto estará enfocado a estudiar y extender el App Inventor para Android, del cual Google anunció recientemente que será de código abierto. Ambas organizaciones trabajarán para diseñar y estudiar nuevas tecnologías móviles que permitan a los desarrolladores aprender dónde, cuándo y con quién quieran.

El centro fue posible en parte gracias al apoyo de Google University Relations (Universidad de Relaciones de Google), según explica Google. El App Inventor para Android es un sistema programable que facilita a los alumnos la creación de aplicaciones para ‘smartphones’ de Android. Actualmente está integrado por una comunidad de alrededor de 100.000 personas, entre profesores, estudiantes y aficionados. A través de las nuevas iniciativas que traerá este centro, el App Inventor estará conectado a la investigación principal en tecnología educacional, todo ello con la trayectoria del MIT en crear y dar soporte a software libre.

Google lanzó el App Inventor como un experimento que empezó a ganar popularidad tras abrir su código. Ahora su influencia se ampliará con la colaboración de una de las instituciones académicas más importantes en materia de tecnología.

“Gracias al MIT, App Inventor adoptará una importante agenda de investigación con mayores oportunidades para influir en la comunidad educativa”, explica el profesor de Ciencias de la Computación e Ingeniería del MIT, Hal Abelson. Su interfaz ofrecerá la capacidad de añadir bloques de código “como si se crease un puzle, desde un navegador”, indica el comunicado del MIT.

Según el centro, los proyectos estarán enfocados en desarrollar aplicaciones de localización y juegos de realidad aumentada, entre otros. Este ejemplo supone un ejemplo perfecto de cómo la industria y las instituciones académicas pueden colaborar de manera efectiva para crear avances que impulsen la tecnología, añade Google.

Fuente: El Economista